La energía en la gestión y tratamiento del Agua. Una gran oportunidad de Ahorro.

  • 30 octubre, 2012

La relación entre el agua y la energía es tan importante como compleja.  Esta complejidad no solo se expresa porque la producción de energía requiere agua y la gestión del agua requiere energía, sino también por la relación entre la energía y el agua con el clima y con el cambio climático. Si se consideran todos los aspectos relacionados con el consumo y tratamiento del agua, su transporte, su potabilización y depuración, puede concluirse que el sector del agua es un gran consumidor de energía.

Algunos estudios apuntan que el ciclo doméstico e industrial del agua responde al 2 – 3% del consumo energético total y que si consideramos la gestión hidrológica y la demanda agraria, podría llegar al 4 -5% del consumo energético nacional.

De entre los distintos procesos productivos del ciclo del agua, su desalación y depuración resultan los más relevantes desde el punto de vista energético.

Según estudios del IDAE, la desalación, que produce1,5-2 hm3/año de agua dulce, es responsable de aproximadamente el 1% del consumo energético nacional.

La depuración de los 3.000 hm3/año de aguas residuales urbanas, por su parte, conlleva otro 1% del consumo energético nacional. Luego ambos procesos representan un 2% del consumo energético nacional.

Los mismos estudios también concluyen que existen importantes oportunidades de mejora y optimización de estos consumos. Estas oportunidades tienen mucho que ver con nuevas tecnologías eficientes desde un punto de vista energético, que no fueron consideradas o simplemente no estaban aún disponibles cuando las infraestructuras de tratamiento y gestión del agua fueron proyectadas o construidas.

Por ejemplo, mientras que las instalaciones modernas de osmosis inversa consumen algo más de 3,5 kWh/m3, las más antiguas pueden tener consumos de unos 5 kWh/m3 o superiores. Estudios recientes sugieren que la optimización de la tecnología actual puede llevar a valores de consumo energético en torno a los 2,5 kWh/m3 de agua de mar desalada y, por consiguiente, potenciales ahorros del 40% en el consumo energético.

En lo que se refiere a estaciones depuradoras  se estima que la optimización energética de las depuradoras existentes puede significar una cercana al 20%. Aunque el mayorimpacto se podría lograr en las pequeñas y medianas plantas con ahorros sensiblemente mayores a los mencionados anteriormente.

Sin duda las oportunidades de ahorro energético en el ámbito del ciclo del agua son potencialmente muy relevantes y aunque requieren un importante conocimiento y esfuerzo técnico, la recompensa esperada en forma de ahorro sostenido sobre el periodo de vida útil de las instalaciones, bien merece análisis detallado.

AvanGreen ayuda a entidades públicas y privadas a identificar e implementar medidas de ahorro y eficiencia energética. En más de 50 plantas de tratamiento de agua analizadas por AvanGreen (desalación, depuración y bombeo), se han identificado ahorros medios de un 34% en su consumo energético.

@MGomezAvanGreen / @AvanGreen / Facebook Avangreen / Google  / LinkedIn Avangreen

Comparte esta noticia:

    Deja un comentario





    6 + ocho =

    © Avangreen 2014